GM Antonio Marquez y La música del Karate Do

El GM Antonio Maquez Lopez y La música del Karate
Por Sensei Francisco Centeno Miranda


Hace poco, el GM Antonio Marquez Lopez que para mi (y muchos) era  símbolo del Gran Maestro, de un verdadero 10° Dan, de Valentía, de Sabiduría, Buen Humor, Empresario, Etc.


En Fin
El Símbolo Mexicano del Karate encarnado
Dejó su cascaron humano y se hizo uno con el universo.
GM Antonio Marquez Lopez CR 10° Dan
Más de lo que imaginamos.


No creo ser el adecuado para hacer una semblanza del GM, solo quiero dar a conocer una de la millones de enseñanzas que dio durante su vida, en las que, con el Karate Do, podía hacernos cambiar la forma de concebir nuestra realidad, cambiando la calidad de nuestra vida diaria, para siempre.


Para un excelente  programa acerca de Gran Maestro  hecho por Katana haz click aquí

Los que lo conocieron sabrán que cuando se movían sus labios, salían sin cesar enseñanzas elevadas de todos los temas imaginables.
 
Una de esas enseñanzas dentro del Dojo que me dejó marcado fué.

LA MÚSICA DEL KARATE.
Karate en Okinawa.
Lugar de nacimiento del GM Toyama Kanken
Maestro del GM Antonio Marquez Lopez.

Estábamos entrenando básicos de Karate (Kihon) haciendo "Kiai" en cada Suki (Golpe) (si no sabes que es el Kiai revisa este artículo), cuando nos ordeno dejar de hacer el grito.

Cosa que de principio me pareció rara, pero...


Los Maestros hacen las cosas por alguna razón, SIEMPRE. 

Nos dijo que escucháramos atentamente.

Siguió contando y aparte de un ligero chasquido de uniformes, nada increíble se escuchaba (según yo). 
Hasta que nos ordeno dar los golpes mas fuertes que pudiéramos dar, Sukis para derribar al oponente mas grande y poderoso del mundo.
Visualización.
Y...
Algo casi mágico sucedió.
Los uniformes "Tronaron"
(Un video que lo explica aquí)

Y siguió el conteo hasta que el sonido de los Karategis era uniforme y sincronizado. 

Las respiraciones de cada uno se escuchaban, dentro de mí mis músculos y huesos moverse también hacían ruido, la voz de mando del Maestro resonaba en todo el Dojo, los sonidos más pequeños comenzaban a escucharse, incluso los que venían del exterior de la escuela, por fin sentía lo que era callar los pensamientos, y ESCUCHAR REALMENTE.
Y al parecer no era el único, ya que todos, hipnotizados seguíamos dando golpes sin cesar analizando y sintiendo ese silencio especial. 

Y cuando estábamos más emocionados,
Nos hizo detenernos.

La ausencia de los sonidos del karate que reinaron por unos segundos hicieron evidente la enseñanza que estaba a punto de ser transmitida.

Con una sonrisa, el Maestro rompió la calma:

"Eso es Música para mis oídos, eso que escucharon es LA MÚSICA DEL KARATE, 
y entre más pasan los años más feliz me hace"
Aquí muy feliz!!!
Como amante de la música su comentario me impresiono bastante, ya que algo tan obvio, se me había escapado por completo, debido a mi falta de atención en mi práctica. 

Y con esas palabras, logró que a partir de ese momento pudiera escuchar con gran claridad la música existe en cada momento, no solo en canciones ni auditorios.

En un solo ejercicio logró darle una nueva dimensión al Karate...
Y AL MUNDO ENTERO...

Ahora el Dojo  se había convertido en una sala de conciertos.

Los profesores en Directores de Orquesta

Los alumnos en Singulares Instrumentos musicales.

Las técnicas en Notas

Los Ippon Kumite en Acordes

Las Katas en Canciones

Y Las Clases en Conciertos!!!


Sin mencionar, los diferentes tipos de kiais, los sonidos de las pisadas, los golpes a las manoplas y costales, las respiraciones, los ukemis (caidas), las risas, los gruñidos, las gotas de sudor, los jadeos, etc.

Seré sincero.

Me gustaba entrenar con música, 
Después de esa clase también me gusta entrenar en silencio.


Y cada sonido dentro y fuera del Dojo, se convirtieron en mensajes de gran importancia.

Ese día el Gran Maestro me enseño a percibir lo que no se puede ver.
Y ahora a Él, lo reconozco en cada sonido del Dojo.

GRACIAS INFINITAS MAESTRO



Comentarios

Entradas populares